TESTIMONIOS DEL TALLER DE ESCRITURA TERAPÉUTICA

Ahiza Espadas

5a. Generación

Cuando comencé a escuchar las historias de cada una y nos guiabas para empezar escribir, se fueron destrabando partes dolorosas y alegres también, que ya no recordaba. A través de las otras personas, pude escucharme a mi misma y las palabras fueron surgiendo. En mi cabeza las ideas comenzaron a tomar forma, muchas veces lloraba, me lamentaba, pero no lograba desprenderme de lo que no me dejaba avanzar, tenía muchos miedos, sobre todo al iniciar una nueva relación. Pero al escribir, pude mirar mi propia historia, es como cuando cambias de casa, sacas lo viejo y comienzas a decorar nuevamente, pero algunas cosas son las mismas, solo es cuestión de pintar, cambiar de lugar, darle color u otro sentido a lo que ya tenemos. Cambiar la visión, enfocar hacia lo positivo, si me explico? Esta soy yo, con defectos y virtudes, que estoy dispuesta a cambiar, a sanar, para seguir, para amar, para compartir. Es como resetear y actualizar la memoria. Pero con nueva luz. Leer, escribir, realmente transforma el alma. Logré sanar muchas culpas y continuar. Estoy infinitamente agradecida de haber tenido la oportunidad de crecer emocionalmente, de conocerme al interior, reconocerme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .